Orgasmo y mareas

Veo tierra y mar como mujer y hombre.
Al amanecer se rozan
nutriendo dulces pensamientos en el cotidiano surgir.
Y se tocan y
prueban el va y viene
meciendo las almas y viviendo.
Tiemblan el uno encima del otro
en un vórtice sin estallar.
Está baja la marea y
camina lento el tiempo con el infinito.
Pero al calar de la tarde,
cuando del sol
oscurece el calor y el color,
la onda crece y sube y
se acerca y se aleja,
se tira violenta
y roba tierra y come arena
apretando a si la noche
y rechazando,
cerrando y abriendo recíprocamente
ese vórtice ahora impetuoso.
Y es alta la marea
y cada onda
tira la blanca espuma
allí más cercano, en el ángulo escondido
iluminándola de éxtasis.

© Arturo B.

Anuncios

Tu Perla

thinkstockphotos-484373495

Miro tu perla y la mórbida piel tuya
todo esto me encanta porque eres mía,
cuando recorres con la palma de la mano
el cuerpo y con los dedos cosquilleas el centro
del placer tiemblas.

¿Qué agrego a tu ausencia?
regalas tu gallarda figura
en la sombra quieta,
huelo el viento, lejano vuela…

Siento tu cuerpo temblar y los movimientos
mórbidos y perfectos, me ofreces todos tus secretos,
sensual tu ser envolvedor en éxtasis
de placer me proyectas en un encantamiento total.

Aire seco resbala por mis ojos
de almendra tierna
regalas noches sin luna
y del cielo, tu negro mirar
extraño perfil el tuyo
montaña sobre granito de tierra.

No quiero escapar ni dejarte nunca sola,
cuando no estás sueño tu cuerpo y
me deshidrato solo al pensarte soy yo tu dueño
el amante perfecto del alba a la puesta del sol.

¡Quédate mis joyas,
yo tus broches de vidrio!
regálame tu sonrisa tibia
en mis desvelos

Esplendor tu piel en la boca dulce sabor
cascada de humores rompen los sueños el licor
de tus besos bullente pasión en los pasajes
placer absoluto.

Nardo opaco, ¡Bello!
mi oscuridad más blanca,
mi dolencia más pura…

© DuMaAr

Publicada en Guarida letras

Aquel

aquel

Como se lleva el mar
los suspiros
así se llevó tu amor…
Todas las noches
bajo el divino manto
en éstas candentes playas
sus manos volaban
bajo mis faldas
entre mis muslos morenos
deshojando la rosa
que pronta,
a su excitación
se rendía,
entrar y sacar su saeta de
fuego
me arrancaba gemidos
del mas hondo placer,
aquella vez se alzó mi alma
a voluntad del amor,
mi corazón no entendió
fui solo un puerto mas…
¡No tengo fe,
ya no ardo!
soy luna oscura
en triste escenario,
el sueño no llega
a mis ojos cerrados…
Solo un mar abierto
y mis labios, esperan
por el marino, aquel…

© Dulce María V.

Susurros De Placer

No me digas no, antes penetra en este
universo mío, haz ese tentativo,
busca el modo de ser locura.

En espera de recibir premoniciones sin
una verdadera razón, colabora con este
corazón, haz que el alma sea prodigio y hazme
enloquecer los sentidos.

Ámame, tu que tu cercanía sea constante,
como rocío que baña las manos y
tu voz sensual, con frases anima
mi cuerpo.

Transforma el deseo de tu vientre y
sobre mi cuerpo regula tu movimiento,
supera tus ganas de libertad, sean
los cuerpos sin secretos.

Que este intimo ardor que escurre de ti
pueda atravesar mi piel y sea caricia
para mis labios secos.

Sella el deseo cuidando
en cada gesto los susurros de placer.

© Arturo B.

Morada De Tu Lirio

deseos

Corre por mi torrente
sangre cálida,
soy pulpa entre tus labios
botón de dulce manzana
¡Muerde, muerde despacio,
grita y hazme gritar!
hagamos de los susurros
atrevidos cantos,
y de la noche
eterna promesa,
rozándonos,
acariciándonos,
teniéndonos,
abre con delicadeza
ese lugar,
búscalo con lengua
y dedos,
pálpame como algo ansiado
que quieres tocar, tener,
vuelve a mis senos
amantes,
floreciendo para ti,
gardenias de miel…
Inicia con tu fuego
y explora mis adentros
ese rinconcito
morada de tu lirio,
te espera la cadencia delirante
de mi vientre desbordado
entre ardores y espasmos
bajarán las aguas,
de incontenibles cascadas…
El último gemido
llegará,
al apaciguarse las llamas…
Culminando cual corceles
agotados,
después de galopar exhaustos,
los valles de la piel
ya conquistada…

© Dulce María V.

  por  Dulce María V.

Amor Y Pasión

Encuentro de cuerpos
en la busca del acople,
cultivado del seso
que lleva a rozar el paraíso
manos que se entrelazan
brazos que se enredan en
un movimiento rítmico
al sonido de un chirrido matrimonial
un sofá
un asiento utilitario
dentro a una galería del litoral.

Nos poseemos
para sentir el latido del corazón
el uno en el otro
somos amor y pasión
que se completan
que se escrutan
que se exploran.

Oh, dulce tamborileo de dedos
sobre espalda del otro
casi descubriendo un tesoro de cristal
casi haciendo chispear la esmeralda de los ojos
y gustar el perfume de los cabellos
el cielo de un aliento de amor, de carne y de donación.

Recordar el vuelo de los cuerpos unidos
de los líquidos derramados como mar infinito, inmenso
que se infringe, se compagina
se fragmenta y busca de lamer los labios
gustar el terciopelo
y el respiro jadeante del océano.

Los cuerpos extenuados
entre la luna y las estrellas
con las cédulas y los átomos,
los cuerpos desordenados, reconstruidos, abandonados
después de la gimnasia amorosa
que parecen revitalizarse
en el ave fénix de nuestro polvo,
tarde de plata
entre brazos y caricias
entre caricias y besos.

Y así
aquello que fue encastro corporal
distribución de placer en el liquido de amor
se completa con la inmensidad
y el infinito que comunica
con nosotros, por nosotros, en nosotros.

© Arturo B.

en Guarida letras

ESE SUEÑO

ese sueño

Te soñé
abrazando un cuerpo
con tal pasión
que sentí celos…
Esos sueños locos
sin lógica, ni explicación,
que solo lastiman,
en el rincón de una habitación
gemías con una mujer
y la besabas con el arrojo
con que yo nunca fui besada,
la tenías tan dentro
que casi no respiraba
te arañaba la espalda
gritando,
y agitando las caderas
se movían
como queriendo morir
uno en el otro
en esos instantes
que para mi fueron eternos,
sudando y jadeantes
seguían, seguían,
deseando comerse
las almas
por la boca,
era un cuerpo,
ya para entonces,
últimos suspiros
indicaron el fin de ese acto
de amor desenfrenado
desperté y como flor
herida lloré un orgasmo,
desee haber sido yo
la que en ese sueño
compartió tu piel…
ya mas serena sonreí…
Y maliciosamente pensé…
¿Por qué no?

© Dulce María V.

TE NECESITO

tenecesito

Necesito tu suave presencia
tu loca alegría,
oscuridad son mis labios
cuando tú no estás,
Me falta tu paciencia
haciendo llegar
el sosiego
a mi ansiedad,
Necesito el sable rígido
de tu prudencia
y el dulce de tus ojos
en mi despertar…
Me falta tu fuerza
¡Eres mi debilidad!…
voz amorosa
de delicado estruendo,
te necesito
como el vértigo
al amor
como la flor
al colibrí…
¡Así, yo te necesito!

© Dulce María V.

Suspiradas Ganas

Con pasos felinos
casi como sonido de notas difuminadas
a mi lecho te acercas
y a mi lado te extiendes,
un soplo ligero
llega a mi oído.

Soy melodía que se acuna
filtrándose entre tu piel
y morada,
llego discreta
donde esperas entre acordes,
el flamante cuerpo
del armonioso piano

Un escalofrío…
como músico usas mi cuerpo
soy instrumento en tus manos
suaves y sabias
que se aventuran
en la armonía del momento
buscando de despertar
aquello que dará aliento a la sinfonía.

Anhelo de tus brazos
iniciemos un ensayo
antes del amor
avivar las llamas
eternizando el fuego,
ser música tocada
por tus dedos de viento,
cantando a dúo con los pájaros

Labios bañados descienden y
ascienden
con notas variadas e impetuosas
indomables cuerpos
llevan ritmo,
nos unimos en un canto
en un primer momento susurrado
luego despacio a despacio gritado,
una ultima nota
luego… el silencio de amor
tocado y cantado.

Cuerpos buscándose
desbordantes,
como mares bravíos sin calma,
se abren manos
se cogen rosas y suspiros
tu cuerpo y el mío
en escena,
gemidos y dulce llanto…
¡Sigue cantando amor!
que no paren tus besos
ni el encanto,
soy melodía que desea ser
¡Por ti, interpretada!…

© DuMaAr

en Guarida Letras

Lejos Pero Muy Cerca

 

lejos

Amarte en letras
sumergirme en tus palabras
ardientes, pasionales,
voraces,
para mi que soy
pedazo de seda
yo que ardo en tus caricias
siendo agua entre tus brazos,
ámame ahora,
no hay un siempre
ser tu noche
y que bebas mi alegría
es mi ofrenda para ti
cielo de cielos,
unión de pieles,
suspiros de almas
labios que gimen
de incesante placer
roba los versos de mi boca
saborea mi poesía
que desnuda, cubra
tus fantasías
levantemos el vuelo
perdidos,
dolidos amantes
llorando a la lejanía
apostando a la dulzura
tu y yo imaginarios
caricias se hacen
sin tomar forma
amor que nace para morir…

Te espero
donde el mar mueve la hoja de Eva
en el incidir del lento ondear de las horas.
Tengo la cosecha de tus pálpitos en los ojos
como si fuesen flores perfumadas de ti,
la memoria de un beso escondido
bajo un portal ciego…
donde tiemblan aún nuestros silencios.
Hoy es un día de pasajes que habla de nosotros
un abrazo de seda que tarda en el viento
es el lento buscarte en los pensamientos
en el punto de llegada donde he escrito te amo.
Amarte es sencillo…necesario
tus palabras dulces poesías
tu ardes yo me quemo en tus brasas
las letras son suspiros
los suspiros son besos.
Un amor que nunca muere
donde la imaginación supera
toda realidad y lontananza,
y te espero donde he escrito
TE AMO.

© DuMaAr

Esperando hayan tenido un buen año
nosotros sus amigos
Dulce María y Arturo
les queremos desear que este año que comienza les traiga dicha y bienestar
¡Un gran abrazo amigos de Guarida Letras¡ ¡Feliz año nuevo 2018!

 

Publicado en Guarida Letras   por DuMaAr